¡Regulariza la ampliación de tu vivienda y evita problemas!

home_interior2_offer1

Si vas a ampliar tu casa o departamento es importante que la regularices en la Dirección de Obras Municipales, de lo contrario te arriesgas a multas y a graves sanciones. ¡Toma nota!

Si por necesidad, comodidad o por simple gusto necesitas un dormitorio más, otro baño, hacer la cocina más grande o construir un segundo piso o tercer piso, antes de realizar una ampliación en tu vivienda debes cumplir con ciertos requisitos.

Es que toda obra adicional en tu casa o departamento debe estar correctamente regularizada en la Dirección de Obras Municipales (DOM) correspondiente a tu lugar de residencia. Si no, arriesgas fuertes sanciones económicas o incluso que se decrete la inhabilidad de tu propiedad.

Además, en caso de una eventual venta, si la ampliación no está regularizada ésta no será considerada en la tasación, lo que perjudicará el valor de la propiedad.

Para ayudarte en el proceso de regulación, aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre este trámite y así evitarte varios problemas.

Paso a paso

Si vas a realizar modificaciones de tipo estructural en tu vivienda, como por ejemplo la construcción de un balcón, lo primero que debes hacer es contratar a un profesional, ya sea un arquitecto o un constructor civil, que avale y certifique que la obra cumple con las normas de habitabilidad, seguridad, estabilidad e instalaciones interiores definidas en la legislación.

Asimismo, el experto debe asegurar que la ampliación cumpla con el plano regulador y las normativas municipales que rigen en la comuna donde se emplaza el inmueble.

Si la obra cumple con todas las condiciones, se deben presentar los informes del profesional, los antecedentes técnicos y un plano de emplazamiento, en la Dirección de Obras Municipales y solicitar el Permiso de Edificación, si la superficie a regularizar excede los 100 m², o un Permiso de Obra Menor, si la superficie es menor a 100 m². La entidad municipal tiene un plazo de 30 días, a contar de la fecha de presentación de la totalidad de los antecedentes, para otorgar el correspondiente certificado de regularización.

Una vez que la de ampliación finalice, la municipalidad debe entregar un permiso de recepción final que avale que los trabajos realizados cumplen con la normativa. Sin este permiso se puede decretar la inhabilidad de la propiedad.

Por otro lado, según la Ley sobre Impuesto Territorial, las modificaciones del avalúo del inmueble tras una ampliación o transformación que no correspondan a obras de conservación como el reemplazo de pintura o cielos, deben ser actualizadas en el Servicio de Impuestos Internos (SII). Los cambios del avalúo rigen desde el 1 de enero siguiente al año que ocurrieron los arreglos.

En caso que no se regularicen las ampliaciones, el SII puede realizar cobros retroactivos de las contribuciones hasta 3 años atrás y cobrarlo todo de una sola vez.

 

Valor del permiso: conoce si tienes descuentos

Antes de obtener el certificado de regularización, debes pagar los derechos municipales que corresponden al 1,5% del presupuesto total de los trabajos de ampliación. Eso sí, en ciertos casos la normativa establece los siguientes descuentos:

• Obtendrán una rebaja de 75% en los derechos municipales las viviendas cuya tasación no supere las UF 400.

• Las casas con un valor entre UF 400 y UF 1.000 pagarán el 50% de los derechos municipales. Todas las propiedades que sobrepasen estos valores deberán pagar el 100%.

• Estarán exentos de la totalidad del pago las personas con 65 años o más que sean propietarias de la vivienda, o si uno de los habitantes del inmueble está inscrito en el Registro Nacional de la Discapacidad.

Penalidades

En el caso de realizar la ampliación y posteriormente solicita los permisos correspondientes, te arriesgas a una multa de un 50% de recargo en el pago del derecho municipal. Además, la ampliación puede ser denunciada por un tercero o por el Director de Obras en el juzgado de policía local, quien puede aplicar una multa del 100% de los derechos municipales.

Así que ya lo sabes. Con la asesoría de un profesional experto podrás regularizar las modificaciones o ampliaciones que realices en tu vivienda para que cumplan con la normativa y así evitar multas económicas o sanciones.

Fuente: Portalinmobiliario.com